Cómo aplicar la persuasión en tu negocio para vender más

Saber aplicar la persuasión en tu negocio puede marcar la diferencia. Y es que es una herramienta muy poderosa y que pocas personas saben utilizarla, al menos bien. 

En realidad las personas utilizamos la persuasión de forma innata: de bebés, lloramos para conseguir lo que necesitamos. Más adelante, descubrimos el poder de una sonrisa, o de las palabras, y vamos aprendiendo lo que mejor funciona y lo que no tanto. 

Lo curioso es que a medida que vamos creciendo, y mientras vamos practicando esta habilidad, vamos aprendiendo otras cosas que distorsionan nuestro concepto de persuasión, hasta asociarlo a algo negativo (pero no tiene nada que ver). 

A veces para mal, a veces para no tan mal, pero las creencias que nos acompañan hacia nuestra vida adulta hacen que dejemos de utilizar el poder de la influencia. 

Así que mi objetivo hoy con este artículo es desmontar algunos mitos  y contarte cómo puedes empezar a aplicar la persuasión en tu negocio. 

Pero empecemos por el principio. 

 

Arménia, ¿qué papel ocupa la persuasión en un negocio? 

 

Podemos definir la persuasión como la capacidad de influir en la decisión de los demás. 

En el contexto de un negocio, sería la capacidad de interpretar las necesidades y deseos de nuestros clientes, y suplirlos con nuestros servicios o productos como solución. 

Es decir, influenciar en su decisión de compra, aunque también puedes influir en su decisión de suscribirse, o de seguirte en redes sociales, por ejemplo, porque has sido capaz de generar el suficiente interés. 

Así que no, persuadir no es engañar, es más bien ayudar. 

Sabiendo esto, podemos afirmar que la clave aquí es ser capaz de comprender y descifrar las necesidades de tus clientes (de ahí la importancia del buyer persona y de definir muy muy bien a tu cliente ideal), y no solo eso, también entender las necesidades emocionales. 

Porque solo llegando a este punto, al de las necesidades emocionales, puedes despertar en ellos ese “algo” difícil de explicar que hace que tomen acción. 

Para que lo entiendas, en un negocio de coaching, tus clientes no quieren contratar un pack de sesiones para reinventarse, quieren un pack de sesiones con los que por fin alguien les comprenda y les pueda dar respuestas. 

O no quieren suscribirse a tu lista para recibir consejos sobre relaciones de pareja, quieren la recompensa emocional de poder sentirse amados, apoyados y controlar por fin su destino. 

Esa es la diferencia. Y cuando eres capaz de encontrar ese punto, puedes aplicar la persuasión en tu negocio para aumentar tus resultados. 

Eso sí, en persuasión no todo es emocional. También necesitarás respaldarte con un buen argumento lógico. 

 

El argumento es clave para persuadir 

 

Sí, esto de la necesidad emocional está genial, pero para persuadir, necesitamos incluir un toque de objetividad. 

Y es que la idea no es influir en la decisión de nuestros clientes y quedarnos ahí, sino hacerlo mientras sienten que lo que hacen es la mejor opción. Y para esto, el argumento es esencial. 

Ahora, la pregunta que seguramente te estés haciendo es: ¿cómo puedo construir un buen argumento y que además sea persuasivo?

Toma nota:

  • Recopila las características de lo que ofreces: la información más práctica y tangible.
  • Destaca las ventajas y los beneficios: lo que aporta lo que ofreces, de forma objetiva.  
  • Plásmalo todo de una forma ordenada y lógica, para que sea coherente y creíble. 

¡Y listo! Ya tienes un argumento de venta que combinar con la emocionalidad de tu discurso. 

 

Estrategias para aplicar la persuasión en tu negocio

 

Dicho todo esto, me gustaría compartir contigo algunas estrategias sencillas que te ayudarán a empezar a aplicar la persuasión en tu negocio. 

 

1 – Utiliza elementos de autoridad

 

Si puedes posicionarte como un experto o experta en tu especialidad, la imagen que tus potenciales clientes tienen de ti se verá influenciada. 

Y es que los expertos destacan por su credibilidad, o acaso, ¿no confías en lo que te dice tu dentista cuando te duele una muela? 

Puedes utilizar elementos de autoridad como los años que llevas trabajando, o el lugar en el que te has formado, o las personas con las que ya has trabajado. 

 

2 – Usa la recompensa inmediata 

 

Sí, lo queremos todo para YA. Y si la decisión que quieres que tu cliente tome lleva una recompensa inmediata, tendrás más probabilidades de éxito. 

De ahí que el “acceso inmediato” funcione tan bien a la hora de sacar la tarjeta y pagar. 

 

3 – Implementa la prueba social

 

Queremos lo que otros tienen. Incluyendo sus buenos resultados. 

Por eso, los testimonios y comentarios de otros usuarios nos influyen tanto. 

Mi recomendación es que siempre incluyas este tipo de estrategia para reforzar tu mensaje y que resulte mucho más persuasivo. 

 

4 – Escasez y tiempo limitado 

 

Otra estrategia que funciona de maravilla es la del tiempo limitado, ya que al restringir la disponibilidad, el valor percibido automáticamente aumenta. 

Además, si algo está siempre ahí, ¿por qué querría comprarlo hoy? En cambio, si sé que mañana puede ser tarde, será más probable que compre. 

 

5 – Reciprocidad

 

Cuando nos dan algo que nos gusta o que nos sirve en nuestra vida, nos sentimos en deuda. 

Un estudio mostró como si el camarero de un restaurante dejaba unos caramelos de menta a la hora de llevar la cuenta a sus clientes, la propina se incrementaba un 14%. 

Pero si además de dejar los caramelos, se daba la vuelta y decía: “os dejo otros caramelos en especial para vosotros”, la propina incrementaba un 23%. 

La clave es ser el primero en dar, y hacerlo de forma personalizada y a poder ser inesperada. 

El tema de la persuasión da para mucho más y podría seguir escribiendo artículos y artículos, pero creo que esta es una buena base para empezar a aplicarlo en tu negocio. 

 

La persuasión es una gran herramienta, y se hace necesaria cuando quieres llevar tu negocio al siguiente escalón, por ejemplo ofreciendo tus programas de alto valor. 

Hablando de esto, ¿te gustaría saber cómo piensa un cliente de 5.000 euros para saber exactamente cómo venderle tus programas high ticket?

En ese caso, te invito el 20 de octubre (miércoles) a una clase en directo donde estaré profundizando sobre:

  • Las 5 etapas evolutivas de un comprador comprometido que está dispuesto a invertir en tu servicio de alto valor.
  • Conoce las 8 necesidades humanas y descubre cómo te pueden ayudar a impulsar la oferta de tu servicio premium.
  • Conoce los principales disparadores emocionales que te ayudarán a conectar de manera única y especial con tus clientes potenciales.
  • Identifica las principales objeciones de tu cliente de alto valor que les impiden comprarte, y cómo derribarlas al momento.

 

Haz clic aquí para poder inscribirte.

Me encantaría que pudieras asistir al entrenamiento gratuito el 20 de Octubre 😉

Y mientras tanto, te leo: ¿conocías ya cómo aplicar la persuasión en tu negocio para vender más?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp